Nunca admitió el imperio…


Nunca admitieron los yanquees que Cuba fuera libre. Nunca admitieron que se declarará independiente y se deshiciera de sus garras.

Nunca admitieron que en sus propias narices declararán una Revolución desde la dignidad y principios humanitarios y solidarios.

Nunca admitieron que el pueblo de Cuba los derrotara de manera clara y tajante en Playa Girón allá por abril de 1961, propinándole la mayor derrota histórica a un imperio acostumbrado a someter y dar golpes de estado.

Presidente, Díaz Canel encabeza marcha en defensa de la Revolución.

Nunca admitieron que cuando el mundo asistía a una guerra nuclear por la llamada “Crisis de los Misiles” Cuba no cediera a sus pretensiones soberbias y devoradoras.

Nunca admitieron que un país se parara desde sus principios y que no admita que le falten el respeto. Más allá del tamaño de su economía y la extensión de su territorio, la dignidad no tiene precio.

Cuba libre de desnutrición infantil.

Nunca admitieron que en Cuba se eliminara el analfabetismo y que todos los niños y niñas tengan un hogar y una escuela.

Nunca admitieron el desarrollo y la protección de la salud accesible para todo un pueblo sin discriminaciones, que la salud sea una mercancía como si sucede en el capitalismo…” Pagas o no te curas”.

Nunca admitieron que aún desde la modestia de su economía desarrollarán su ciencia al nivel de las países llamados del 1er mundo.

Nunca admitieron que estuvieran en el podio de los juegos olímpicos…obteniendo altos lugares en el medallero.

Nunca admitieron que enviaran contingentes médicos a donde fueran convocados para socorrer y llevar su atención médica y sanitaria, mientras ellos los de USA…no pueden enviar un médico desde su grandísima economía, porque no los mueve el humanitarismo sino los dólares.

Nunca admitieron que enviara contingentes de ayuda militar para aportar a la liberación de pueblos y naciones sometidas y condenadas al olvido.

Los invadieron y no pudieron.

Los agredieron con sabotajes y no pudieron.

Los contaminaron mediante guerras biológicas y no pudieron.

Los han diifamado y desprestigiado como a ningún país en el mundo y no han podido.

Desde hace más de 60 años soportan el más inhumano y cruel bloqueo económico, financiero y comercial y hacen daño. No les venden ni una aspirina como diría Fidel.

Hoy en plena pandemia tienen la menor cantidad de muertos por millón de habitantes.

En Cuba no se tortura.

En Cuba no se desaparece.

En Cuba no se asesina por motivos políticos.

En Cuba no hay presos políticos, hay delincuentes presos.

Y con todo Cuba como ningún otro país desarrolla dos vacunas aprobadas por la OMS, pregúntense que países han alcanzado ese honor.

Fuera sus manos de Cuba Imperio asesino.

No pudieron antes no podrán ahora. Desde el Ártico hasta el Polo sur la energía y las acciones se unen en una sola voz:

CUBA Y SU REVOLUCIÓN SEGUIRÁN DE PIE. VIVA LA REVOLUCIÓN!!! VIVA MARTÍ Y FIDEL!!!

Facebook Comments
Previous El mundo contra el bloqueo a Cuba.
Next En El Bolsón el capital escala el cerro Perito Moreno.