Ya nada podrá seguir como antes


En Neuquén hospitales colapsados y falsos códigos de bioética.

Derechos y más derechos, que caen en saco roto.

Miren!!! Podemos citar derechos de todo tipo, pero ninguno servirá a la hora de carecer de una cama para ser atendidos en una situación de enfermedad en estos tiempos por el Corona Virus u otros.
Papeles de letra muerta. Por ejemplo el artículo 25 de la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS, aprobada en 1948 por la ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS, expresa lo siguiente:
Artículo 25 : “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación”,
También en la CONSTITUCIÓN NACIONAL, reformada en 1994, pasamos de ser Ciudadanos a Consumidores, y de esa manera nos introducían en la lógica del mercado.
El artículo 42 expresa lo siguiente:
Los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección y a condiciones de trato equitativo y digno”.

No fue magia.

No se originó de la nada, ni es resultado del azar la crisis de salud, o la CRISIS DEL SISTEMA DE SALUD. Detrás de los resultados actuales, hay políticas intencionales, ideas que se materializan, considerar por ejemplo que no es asunto de un Estado ofrecer condiciones sanitarias adecuadas para la población.
Es así que sucesivos gobiernos nacionales y provinciales dejaron caer y destruyeron el sistema de salud pública. En el caso de Neuquén, las administraciones del Movimiento Popular Neuquino quienes en las últimas décadas fueron los responsables que articularon el derribo del Sistema de Salud Público provincial.
Así desde la década del ’90, otros llevan la fecha más atrás incluso, pero es durante esa década cuando se aplican a una potencia mayor el enfoque llamado Neo-liberal.
En el orden nacional un exponente surgido de las filas del peronismo, Carlos Menem, es quien continuará con la pérfida y criminal tarea de la dictadura, encargándose de arrasar con los vestigios de un Estado Nacional que tenía otro papel y presencia en los asuntos políticos, económicos y sociales.
Destruyen todo vestigio de atenuación de las injusticias sociales, aún en el marco de un sistema capitalista, esta vuelta de tuerca implicó entregar todo a la INICIATIVA PRIVADA.
A coro todos repetían: Dejemos a los capitales que hagan su negocio, la libertad de mercado es la ley que debe prevalecer sobre todo.


En Neuquén con los años el comercio de la Salud, se fue convirtiendo en un negocio floreciente.
Compañías de salud pre-pagas y clínicas privadas, van creciendo a la par del debilitamiento del sistema de salud público. La lógica de estas empresas es la misma de quien fabrica autos, botones, o aviones, un enfermo no es un paciente, es un cliente y punto. Lo importante es no perder rentabilidad.
¿Es que acaso hoy en el contexto de la pandemia del Covid 19, “fuimos sorprendidos” por ella? o es el deterioro acumulado durante años que se hizo evidente en esta crisis?.
Hospitales a medias, como es el caso de tantos, por ejemplo asi lo expresan los trabajadores en Rincón de los Sauces, o en Centenario o de otras ciudades y pueblos.
La migración o robo de profesionales tentados por las Clínicas privadas, o de Técnicos o de enfermeros y enfermeras. Carecemos o fuimos perdiendo Profesionales calificados y especializados.
Instalaciones deficientes que se deterioran, cloacas que rebalsan, camas que se necesitan, aparatos que faltan, insumos que no llegan.
Lo decimos claramente, una crisis profunda, que tiene responsables y de consecuencias dolorosas, no se trata de que dejamos de ir al cine, no se trata de que nos falta un par de medias, se trata de la pérdida de seres queridos. Nos golpean de la forma más horrible, le asestan un golpe a la vida.

El despertar de una manada de Elefantes

En marzo de este año fueron las y los trabajadores de salud quienes sacudieron el polvo de la conciencia, el detonante fue un acuerdo de sindicalistas vendidos y obsecuentes, y gobernantes soberbios acostumbrados a remar en aguas mansas quienes generaron el despertar de una manada de elefantes. Encima de que trabajaban bajo el agobio de una pandemia, les devaluaron y rebajaron el salario.

Frente a este atropello salieron a la calle, unidos, combativos y sin banderías partidarias, pero con una profunda convicción ideológica, (porque las ideologías existen no han muerto). Cargaron en su mochila una tenaz actitud de lucha. Nadie los llevó, la indignación los autoconvocó.

El gobierno de Omar Gutierrez y su séquito de obedientes los soslayaron. El jerarca sindical Carlos Quintriqueo se burló de ellos y las llamó ELEFANTES, porque no tenían forma. La comunidad entendió el mensaje y se identificó con esta lucha, sintiéndola propia, no les mezquinó su ayuda, su colaboración y les acercó alimentos, o dinero, o su palabra de aliento o su presencia en la calle.

Hoy se nos mueren amigos, familiares, o conocidos, no sólo por el virus, no sólo por falta de conciencia, sino por haber dejado caer al borde de un abismo o al abismo mismo el sistema de salud, o por improvisación o por ineptitudes de los responsables del sistema.

Textualmente asi lo expresan trabajadores autoconvocados/as de hospitales y centros de salud :

“Asistimos al escenario del colapso sanitario del sistema de salud publico neuquino. Hace días que el sistema publico de salud neuquino esta mostrando el colapso que se traduce en falta de atención adecuada y en dejar prácticamente librada a su suerte a los pacientes por Covid.”

Ante la magnitud de la emergencia consideramos necesario que:

  • Cese la persecución con sumarios, medidas jurídicas y daño económicos mediante descuentos salariales a las y los trabajadores de salud. Es desleal, inapropiado e inaudito llevar adelante este tipo de represalias en medio de una persistente pandemia y más aún cuando se concretó un acuerdo que cerró parcialmente el conflicto.
  • Que se conforme un Comité de crisis, para proponer alternativas y propuestas que alivien o atenúen la emergencia sanitaria.
  • Que Todas las decisiones que se adopten en materia sanitaria sean consultadas con profesionales trabajadores de la Salud.
  • Que se destinen recursos propios y extraordinarios del Estado o que se arbitren otros medios de manera urgente de empresas, sindicatos, u organismos que se considere conveniente o necesario.
  • Que se habiliten unidades covid u hospitales modulares con el objetivo de garantizar asistencia sanitaria en el marco de la Pandemia.
  • Consideramos que la Ministra de Salud Andrea PEVE y el sub secretario Alejandro Ramella, no pueden continuar al frente de la gestión de políticas sanitarias por ser los responsables finales de haber conducido a este desmadre sanitario.
  • Que se reactive el espacio de la Inter Hospitalaria a los fines de generar orientaciones sanitarias.

Estas propuestas no agotan las miles de iniciativas y medidas que surgirían de la masa social y sus organizaciones.
No por estar atravesando una situación de desmanejo y colapso, debe considerarse inoportuna la salida de estos y esta funcionaria, lo dicta y lo amerita la grave situación que estamos viviendo.
No dejaremos que la Crisis nos lleve puestos, a nosotros o nuestros seres queridos. No delegamos la vida.

Facebook Comments
Previous El Villazo, triunfo de la clase obrera, y el operativo «Serpiente Roja».
Next Indignación y repulsa por el trabajador despedido del hospital Heller.