Infanticidio en Paraguay, el Ejército asesina niñas. (audio)


Dos niñas, de nacionalidad Argentina, de 11 años de edad, Lilian y María de Carmen, fueron brutalmente acribilladas por un comando de las Fuerzas de Tareas Conjuntas (FTC) del Ejército y la policía Paraguaya.

Según los partes oficiales, para justificar su accionar, argumentan de manera increible que “eran usadas como escudos” por guerrilleros del EPP. Resulta llamativo que sólo estas dos niñas fueron quienes enfrentaron un ejército profesional.

Familiares de las niñas denuncian que lo que pasó realmente en Yby Yaú fué que las niñas no pudieron escapar ante el ataque de un comando militar, fueron asesinadas en el lugar y después vestidas con uniforme similar al que usaría la guerrilla para disimular un enfrentamiento que no existió. “Estas dos niñitas fueron ejecutadas, todas las balas llegaron por atrás. Fueron vilmente ejecutadas y luego les pusieron el uniforme”

Carmen Villalba, tía de las dos menores asesinadas, envió este audio desde la cárcel,

A pesar de las convenciones de los derechos de las infancias y la familia suscriptos por Paraguay…

Todos los convenios son un hazmereir cuando se trata de justificar lo más indigno y criminal como matar a dos niñas de 11 años de edad. Paraguay, país donde campea la mas desnuda miseria, donde el 90% de la tierra cultivable la detenta un grupo de latifundistas asquerosos y prepotentes con una ideología nazi. Paraguay, nido de dictaduras como la del Gral. Stroessner, tirano que se mantuvo en el poder durante 35 años. Paraguay donde campea el derecho del látigo, del fusil y la tortura y los derechos son un papel deshecho sin mayores consecuencias.

El ejército, a través del comando (F.T.C) fusila a dos niñas y presenta el hecho como “enfrentamiento“…el mismo guión y libreto de las dictaduras…justificar como enfrentamiento el asesinato cobarde de manos de cobardes.
Rápidamente salieron a armar un escenario y dibujar los hechos… Miserables fueron las declaraciones del presidente de Paraguay Mario Abdó Benitez, quien habló de “un operativo exitoso”.

La Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy) denunció que se intenta presentar a dos niñas “como partícipes de un supuesto enfrentamiento” y agregan “Además de lo criminal del operativo, resulta inexplicable el apresuramiento por sepultar los cuerpos antes que sean identificados y entregados a sus familiares”, también señalan que “pareciera existir premura por intentar borrar evidencias del terrible suceso”. La Plataforma Social de DDHH, Memoria y Democracia emitió un comunicado en el que afirman que “Es absolutamente inmoral que desde la más alta magistratura pública se festeje y se presente como un triunfo la muerte de dos niñas por la acción de fuerzas militares

Las acusaron de guerrilleras y sólo portaban la ternura y los sueños de sus tiernos 11 años.

La ternura de Lilian y María del Carmen

Lilian Mariana (11) y María del Carmen (11) ambas niñas de nacionalidad argentina, crecieron y jugaron con sus amiguitas/os en la localidad de Puerto Rico en la provincia argentina de Misiones, allí vivían con su abuela, concurrían a la escuela y sufrían la persecución política de su familia. Sus padres y madres son luchadoras del EPP en la selva paraguaya, las niñas cruzaron la frontera para encontrarlos y abrazarlos pero el ejército las emboscó y las asesinó cobardemente. Las FFAA Paraguayas las tomaron como trofeo.
Vaya heroísmo de esa oligarquía de los agronegocios que descerraja balas en los cuerpos de dos pequeñas.

El E.P.P. Ejército del Pueblo Paraguayo, es una organización popular incipiente, de autodefensa, al fín y al cabo para detener tanta avalancha de matones, mercenarios privados y de las fuerzas estatales que en aras del sacrosanto derecho de la Propiedad Privada avanzan conquistando tierras, desalojando campesinos y sembrando sus cultivos con sangre.

La Gremial de Abogados y Abogadas, que ha estado trabajando en la defensa judicial de integrantes del EPP, se refiere de la siguiente manera: “Ayer un numeroso contingente de “Fuerzas de Tareas Conjuntas” atacaron un parador en una zona boscosa del, norte paraguayo. El Gobierno terrorista y guerrerista paraguayo informó que era un “campamento guerrillero del EPP”. Pero las únicas caídas fueron dos niñas ARGENTINAS: Lilian Villalba y María del Carmen Villalba, ambas de 11 años. Ambas son sobrinas de la gran Carmen Villalba, presa política del EPP, a quien también hace más de diez años el Gobierno paraguayo, en territorio argentino, le asesinó a su hijito de 13 años”.

El Estado argentino, al menos como fachada, tiene la obligación de condenar y exigir que el Estado paraguayo exhiba datos e informaciones fehacientes de esta matanza aberrante e impúdica.

No será fácil penetrar los intereses de grupos oligárquicos que tienen un entramado en común a ambos lados de los límites políticos con un sistema judicial que los justifica y protege.

La prensa local no ubica entre sus titulares principales estos tristes sucesos que acongojan cuando las edades de las víctimas son cada vez menores.

OTROS PRONUNCIAMIENTOS

Desde Argentina diferentes organizaciones repudian y condenan, Convocatoria Segunda Independencia, manifiesta “QUE TODA LA FUERZA DE LA JUSTICIA POPULAR DE LAS ORGANIZACIONES PARAGUAYAS CAIGA SOBRE LOS RESPONSABLES POLÍTICOS DE ESTAS ATROCIDADES” Desde la Corriente Peronista Descamisados expresamos nuestra más enérgica condena al asesinato de dos menores de edad de nacionalidad argentina en un operativo militar en el límite de los departamentos de Amambay y Concepción, República del Paraguay.

SOLIDARIDAD CON LAS LUCHAS DEL PUEBLO PARAGUAYO!!

JUSTICIA POR LILIAN Y MARÍA DEL CARMEN !!

Facebook Comments
Previous La mentira, el engaño y el llamado a las balas en Bariloche.
Next Organismos de DDHH repudian comunicado del Ejército y envían nota al ministro de Defensa.