Rebelión campesina en Perú:“Agro sí, Mina no”


Campesinos del Valle de Tambo, Arequipa, se oponen a la mega minería contaminante.

El Valle del Tambo, en el distrito de Cocachacra, es una importante zona agrícola del sur del Perú con una población de 52.000 habitantes, las que carecen de servicios básicos, el agua de consumo son las del río Tambo sin el debido tratamiento , aguas que tienen un alto porcentaje de cloro y arsénico, causando endémicos trastornos en la salud. También son deficientes los servicios públicos de educación, salud y son escasas las obras de infraestructura necesarias para el desarrollo de la agricultura.
La agricultura en el valle de Tambo abarca principalmente al cultivo de arroz, cebollas, ajo, papa; también trigo, quinua, zapallos.
La ganadería, aunque menos importante, en los últimos años ha ido en aumento. De ello, creció la superficie destinada a la producción de alfalfa.
Una producción agraria que es generada por pequeños campesinos, organizados comunalmente.

Campesina del Valle de Tambo: “Vamos a luchar hasta lo último”

El mega proyecto minero Tía María

La autorización por parte el gobierno del presidente Martín Vizcarra para la ejecución del megaproyecto minero Tía María, provocó una explosiva lucha campesina para frenar este proyecto; cuya ejecución provocará la contaminación de las aguas subterráneas y de los ríos y, con ello, en el derrumbe de la actividad agrícola que da sustento a su población.

Como repiten incansablemente los campesinos afectados por este proyecto: “sin agua, no hay vida”.  

La compañía minera de origen mexicano Southern Perú Cooper Corporation impulsa este megaproyecto desde hace una década atrás; un proyecto que ha sufrido retrasos por las numerosas observaciones negativas sobre su impacto ambiental, dictados por organismos de fiscalización nacionales e internacionales. 
Los grandes intereses que representan las corporaciones mineras en Perú, imponen sus condiciones colonizantes en contra de la numerosa población campesina afectada.
En ese contexto, solo la resistencia activa se impone como vía para impedir el avance de la mega minería depredadora.

Esta imagen tiene un atributo alt vacío; el nombre del archivo es WhatsApp-Image-2019-07-23-at-23.12.52-1-1024x768.jpeg

La larga lucha de los campesinos del Valle de Tambo 

Desde el año 2008, cuando se conoció los alcances de este megaproyecto minero, la población regional comenzó a manifestar su oposición. En el año 2011, la represión policial contra los campesinos se saldó con 4 muertos y numerosos heridos y, en el año 2015, la policía asesinó a 3 campesinos que luchaban por su derecho a la vida.  
Tras la aprobación y la autorización para poner en marcha el proyecto minero de Tía María, los campesinos del Valle de Tambo rápidamente respondieron cortando la ruta Panamericana que vincula a toda la costa peruana y la ruta que comunica a Tacna con Arequipa.

 El jueves pasado, la policía inició una sorpresiva represión que además de heridos provocó la efímera retirada de la Panamericana. Una acción que tuvo un efecto multiplicador de la solidaridad con la lucha campesina y la rápida reacción de los sectores en lucha para retomar los cortes. Paralelamente, los campesinos de Puno y de La Joya se adhirieron con un paro general de 72 horas; en tanto, la solidaridad entre los trabajadores y estudiantes urbanos de Tacna, Moquegua y Arequipa se multiplicaron.

Una situación de convulsión social que explica la sorpresiva llegada del presidente Martín Vizcarra a Arequipa. En tanto, la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) lanzó un paro nacional en contra la precarización laboral y en apoyo de los sectores en lucha.

Hoy, una vez más, los campesinos y trabajadores peruanos han dejado en evidencia que las corporaciones capitalistas, en complicidad con las autoridades políticas estatales, vienen por todo: por el trabajo y los recursos naturales.

Sólo la lucha es el único camino para que sea posible: “agro, sí; minas, no”.

Elpidio Chávez
Cronista itinerante    

Facebook Comments
Previous EL GOBERNADOR OLIGARCA URTUBEY, REPRIME Y DETIENE A DOCENTES.
Next Nefasto, policías condenados caminan libremente.